blog

Cómo cuidar una tortuga de agua dulce

Cómo cuidar una tortuga de agua dulce

Por

Las tortugas de agua son animalitos muy resistentes y voraces, pero la verdad, no resultan tan adecuadas para niños pequeños. Aunque no lo parezca, son mascotas que dan mucho trabajo y requieren mucha dedicación. A continuación, te damos algunos consejos sobre el cuidado de las tortugas de agua:

El acuario para tortugas

Más que los animalitos en sí, el acuario que habitan demanda mucho tiempo para su limpieza y adecuada mantención, además de que los accesorios para acondicionarlo correctamente suelen costar caros. El acuario debe ser lo suficientemente espacioso para que pueda nadar libremente y además, debe contar con una zona seca –un tronco o una plataforma rocosa- para que la tortuga pueda salir del agua a tomar el sol, algo muy necesario para la correcta asimilación de vitamina D3 en su organismo. En caso de que el acuario no pueda recibir luz directa del sol, o en invierno no cuentes con luz natural, puedes agregar una lámpara ultravioleta.

Además, su hábitat debe tener agua lo más limpia posible, sin cloro ni químicos que puedan dañar a la tortuga, por lo tanto, necesitarás filtros en continuo funcionamiento para que tu mascota esté sana y a gusto. La temperatura del agua deberá estar entre 25 y 28 grados, para lo cual necesitarás un calefactor eléctrico sumergible especial para acuarios. Lo más probable es que a medida que tu tortuga crezca, necesitarás cambiar el tamaño del acuario.

La alimentación de las tortugas

Como son animales omnívoros, en estado natural, las tortugas comen de todo, por lo tanto, en cautiverio, debes entregarles el alimento más completo que puedas encontrar, además de un refuerzo de vitamina D3 y otro de calcio en caso de que no reciban suficiente luz solar. El calcio es muy beneficioso para fortalecer el caparazón de las tortugas de agua. Las pequeñas comen tres  veces al día, mientras que las adultas, 4 a 5 veces por semana.

También puedes complementar su dieta con trocitos de frutas y verduras, que les encantan, siempre teniendo cuidado de recoger lo que no se coman para que no se descomponga y eche a perder el agua. Hay que tener mucho ojo con la limpieza de sus desechos, ya que comen mucho y ensucian el agua rápidamente, así que te aconsejamos cambiarla ojalá todas las semanas. Si optas por colocar plantas ornamentales en el acuario, prefiere las de plástico, ya que con seguridad se comerán las naturales.

Reproducción de las tortugas

Lo ideal es tener una pareja de hembras o de machos y así no tendrás que preocuparte de que se reproduzcan. Por muy tentadora que resulte la idea de criar pequeñas tortuguitas bebés, aconsejamos no hacerlo, ya que como te contamos, el trabajo de cuidar a tus mascotas se multiplicará. Necesitarás un acuario mucho más grande para que puedan crecer cómodamente, además de todos los accesorios y gastos de alimentación y energía eléctrica, así que evalúa los pros y los contras muy bien antes de decidirte a criar tortugas de agua.

Si bien, las tortugas no suelen ser consideradas muy divertidas como mascotas, es posible interactuar y jugar con ellas perfectamente. Incluso puedes sacarlas del acuario y llevarlas al pasto para que tomen el sol o escarben la tierra.

Por último, recuerda nunca mantener dentro de un mismo estanque, peces y tortugas, ya que son especies con necesidades diferentes y no se llevan bien juntas.

 

 

Comentarios
  1. OrvalAColten OrvalAColten on 15/03/2016 04:20 #

    Unquestionably imagine that which you stated.

    Your favourite reason appeared to be with the web the easiest thing
    to remember of. I only say for your needs, I certainly get annoyed even as folks
    consider worries that they plainly usually do
    not know about. You managed going to the nail upon the best as well as outlined out everything without needing side-effects , other folks could take a signal.
    Will likely be again to obtain more. Thanks

Escribe un comentario