blog

Cómo tener un acuario de agua fría

Cómo tener un acuario de agua fría

Por

¿Tienes ganas de tener un acuario, pero no tienes idea de cómo partir? Sigue estos consejos para iniciarte en este fascinante hobby.

Existen acuarios de agua fría que son mucho más fáciles de mantener que los de peces tropicales de agua templada. Los peces de agua fría, comúnmente conocidos como “peces dorados” son de la especie Carassius auratus. Son mucho más resistentes a los cambios de temperatura y menos propensos a sufrir enfermedades, por lo tanto, son la mejor alternativa para quienes estén buscando iniciarse en el hobby de la acuariofilia.

La mayoría de las personas no se imagina la cantidad de trabajo que significa mantener un acuario. No solo debes cambiarle un tercio del agua una vez al mes, si no que además, debes vigilar la salud de tus peces, que no se produzcan plagas de caracoles o algas y que no se acumule suciedad en el fondo. Básicamente, el tamaño del acuario determinará el tiempo que deberás dedicar a limpiarlo, así que ten esto en cuenta a la hora de elegir un estanque.

Lo básico para armar un acuario es: el recipiente de vidrio o estanque, la arenilla, el filtro oxigenador del agua, la lámpara iluminadora y, obviamente, los peces. El filtro retiene, degrada y elimina las impurezas y deshechos que se van acumulando y disolviendo en el agua mediante una bomba de succión.

El agua del grifo trae muchos químicos, por lo tanto, no conviene comprar los peces el mismo día que decidas armar el acuario. Luego de instalarlo en tu casa, deja que funcione un par de días con el sistema de oxigenación para regular los niveles químicos y ajustarlos a los óptimos para tus peces. Lo más importante es medir el nivel de acidez o alcalinidad del agua antes de introducir a los peces. El PH neutro ideal es de 7, por lo tanto, deberás medirlo de manera periódica, ya que varía con el tiempo.

Recuerda que todos los adornos que introduzcas al acuario debe lavarse muy bien solo con agua corriente, sin productos químicos o jabón. El desinfectante que puedes usar es el azul de metileno y lo encuentras en las tiendas especializadas o en farmacias.

Pregunta en la tienda de mascotas por los kits con productos químicos para regular el PH del agua y por los accesorios de limpieza para acuarios, ya que existe gran variedad y son muy útiles. Además, hay muchos adornos con los que puedes decorar tu acuario, así como plantas naturales que ayudan a oxigenar el agua. También puedes incorporar un par de caracoles de agua que ayudan a mantener el vidrio y el fondo limpios de residuos y algas.

Los peces comen concentrados proteícos en láminas muy finas, que se esparcen directamente en el agua del acuario. Lo normal es darles de comer un par de veces al día, cuidando que no caigan muchos restos de alimento para peces al fondo. Es muy importante que no sobrealimentes a los peces, ya que esto produce residuos que se descomponen y enturbian el agua rápidamente.

Obviamente, los peces también comen otros peces, así que no es para nada recomendable juntar peces grandes con otros de tamaño muy pequeño, ya que es probable que los devoren. Puedes variar de vez en cuando su alimentación y darles larvas de crustáceos vivas, las cuales les encantan.

Recuerda tener mucha paciencia a la hora de instalar y montar tu acuario. Además, infórmate sobre las enfermedades y plagas más comunes que pueden afectar a los peces, para así, poder actuar a tiempo. 

¿Y tú, tienes un acuario? Coméntanos más abajo.

 

 

Comentarios
  1. Arturo Arturo on 15/11/2015 17:57 #

    Además por si acaso esto fuera poco, también contiene una serie
    de utilidades distintas imprescindibles para tú acuario como calculadora de aditivos, consumos, requisitos mínimos,
    compatibilidades…, presentada a través de una cuidada y sencilla interfaz.

Escribe un comentario