blog

Porqué no regalar mascotas en Navidad

Porqué no regalar mascotas en Navidad

Por

En esta época del año, muchas familias deciden adoptar o comprar una mascota como regalo de Navidad, pero no siempre están preparadas para enfrentar la responsabilidad de criarla adecuadamente. Los niños suelen pedir al Viejito Pascuero un animal como compañero de juegos, pero sus padres no evalúan a conciencia el compromiso que significa hacerse cargo de un nuevo miembro de la familia.

 

Es así como muchas veces, los padres ceden ante estas peticiones infantiles, pero, lamentablemente, más tarde  reconocen que tomaron una decisión equivocada. Ya sea por falta de tiempo o dinero, el criar a una mascota se les dificulta demasiado y terminan devolviéndola a la fundación o al centro de rescate municipal o peor aún, abandonándola.

 

Las estadísticas son realmente tristes, porque inmediatamente después de Navidad, la cantidad de mascotas abandonadas, sobre todo perros, se dispara. Ante esta realidad, es necesario que las personas comprendan y evalúen su verdadera capacidad para criar a una mascota con los cuidados que se merece, ya que en el fondo estarán integrando a un miembro más de su familia.

 

¿Quién se hará cargo de la mascota?

Hay que evitar los reproches egoístas, ya que si es que no existe el compromiso unificado de todos los miembros de la familia, con el tiempo las relaciones se resentirán y culparán a la mascota. Es por ello que no resulta conveniente, por ejemplo, que personas ajenas al grupo familiar se tomen la libertad de regalarle una mascota en Navidad, ya que las intenciones pueden ser bondadosas, pero el resultado será conflictivo.

 

La resolución final de adoptar una mascota debe ser conversada seriamente en familia, para así poder evaluar los pro y contras de la situación. Muchas veces la emotividad y el estrés por las celebraciones navideñas dificulta el tomar esta decisión de manera responsable. Una mascota afectará las dinámicas familiares por muchos años venideros, así que no caer en la impulsividad es primordial.

 

¿Qué mascota elegir?

Elegir la especie de mascota más adecuada para el estilo de vida del grupo familiar es un punto clave que suele obviarse. La mayoría de las familias se inclinan por los gatos o los perros, pero no siempre tienen claras las necesidades sanitarias y de espacio o nivel de atención que el animalito requiere para vivir y desarrollarse sanamente. Además, tampoco evalúan concretamente el costo monetario que conlleva su alimentación, atención veterinaria, etc. por lo que en vez de una bendición, al poco tiempo la mascota se convierte en una carga.

 

¿Adoptar o comprar?

Gracias a la labor de grupos animalistas, fundaciones y personas amantes de las mascotas, cada vez más familias se inclinan por la adopción de un animal rescatado de la calle o de una situación de abandono o maltrato por parte de sus antigüos  dueños. Por otra parte, las familias que prefieran comprar un animal de raza, deben informarse muy bien sobre el origen de la mascota, su línea genética y los posibles problemas de salud que puedan afectarla durante su vida.

 

¿Y tú qué opinas sobre regalar mascotas en Navidad? Cuéntanos en los comentarios.

 

Comentarios
Escribe un comentario