blog

Cómo cuidar la higiene de tu mascota

Cómo cuidar la higiene de tu mascota

Por

Una mascota limpia, bien ejercitada y alimentada, es el mejor reflejo de un amo responsable que se ocupa de mantenerla feliz. Aquí tienes algunos consejos sobre el cuidado de la higiene de tu peludito:

 

La hora del baño

Si tienes un perro, conviene que lo bañes al menos una vez al mes, para evitar malos olores y posibles infecciones, sobre todo si vive adentro de la casa. Un gato en cambio, continuamente se asea solo, por lo que no requiere baños tan seguido y bien puede pasar un par de meses sin bañarse. En nuestro anterior artículo puedes ver paso a paso cómo bañar a un perro en casa.

 

Cuidado del pelaje

Además de una alimentación balanceada y acorde a su edad, tu mascota necesita un buen cepillado de su pelaje para mantenerlo desenredado y radiante. Si tiene pelo largo o está en época de pelechar, lo aconsejable es que lo cepilles a diario. En nuestra tienda online podrás encontrar cepillos para todo tipo de pelaje. Recuerda siempre que junto con el cepillado, debes realizar una inspección muy prolija de sus patas, orejas, cuello y hocico, ya que en esas zonas suelen incrustarse garrapatas que no pueden sacarse solos rascándose.

 

Corte de uñas

Si notas que las uñas de tu mascota suenan demasiado o que se resbala mucho al caminar, entonces necesita un recorte. Para cortar las uñas de un perro, lo ideal es hacerlo  al ras del piso. Usa un producto especial para sus garras y ten mucho cuidado de no cortar demasiado, porque podrían sangrar. Lo correcto es recortar, al menos una vez al mes, solo la parte blanca de la uña, porque si no, comienzan a crecer curvadas hacia adentro. Además, los pelos entre los cojinetes de sus patas también debes recortarlos, ya que les incomodan mucho cuando están muy largos.

 

La mejor sonrisa

Mantener la higiene de los dientes de tu mascota requiere algo de paciencia, ya que deberás acostumbrarlo de a poco al cepillado, idealmente desde cachorro. Usa  siempre productos para mascotas y no los mismos que para humanos, ya que las fórmulas químicas son especialmente elaboradas para no dañarlas. El alimento seco suele ser más conveniente para prevenir problemas dentales, porque no se les pega tanto como el húmedo. Si tienes un perrito, un hueso para que se entretenga masticando de vez en cuando es ideal para fortalecer sus encías y dientes.

 

Limpia su lugar para dormir y sus cosas

Limpia su lugar de descanso, sus juguetes y plato de comida al menos una vez a la semana, para evitar que acumulen suciedad y proliferen pulgas u otros parásitos. Mucho ojo con los juguetes rellenables, ya que suelen quedar trocitos de golosinas o alimento adentro y luego comienzan a podrirse. Si tienes un gato, presta mucha atención a su caja de arena, la cual debe ser limpiada a diario.

Coméntanos  qué te parecen estos consejos más abajo.

 

Comentarios
Escribe un comentario